Libro

inteligencia colectiva

Ya he contado en la sección que presenta este blog, que llevo casi 10 años trabajando en un libro dedicado exclusivamente a la Inteligencia Colectiva, porque la investigación que hice para escribirlo se extendió más de lo esperado. Explicaba que a medida de que he ido avanzando en mis pesquisas, fui tropezando cada vez con más complejidad, que me ha obligado a revisar premisas y reconsiderar tesis del libro.

Dice Norman Mailer que “si estas intentando algo interesante o complejo en algún sentido, no puedes predecir cuáles serán los resultados de tu trabajo”, y eso es lo que me ha pasado. No sabía que la inteligencia colectiva me iba a deparar tantas sorpresas, y se me haría un objetivo tan difícil de atrapar. Mi reto ha sido intentar traducir tanta complejidad en un texto asequible, que sea ameno y útil.

Hay mucha retorica buenista en torno a la colaboración y la inteligencia colectiva. También críticas excesivas, sin fundamento, porque es un tema que está muy ideologizado. Yo busco con el libro familiarizar al gran público con conceptos y premisas básicas de la Inteligencia Colectiva. Espero que sirva para introducirse en un fenómeno que cada vez despierta más interés. Estoy interesado, básicamente, en la facilitación de grupos (a gran escala) para que sean más inteligentes colectivamente. He intentado poner algo de orden en eso, porque hay una gran dispersión cognitiva en esta disciplina, y las perspectivas pueden ser muy dispares. Nos faltan mapas.

Estoy convencido de que la inteligencia colectiva es como un filtro, unas gafas para interpretar el mundo. Una vez que lo entiendes, y lo incorporas, ya no ves las cosas igual que antes. Empiezas a entender que nada es tan individual como nos cuentan, y sorprende que el ser humano, como el animal social que es, no se preocupe más por usar ese filtro.

Según mis investigaciones, un buen diseño de interacciones puede ayudar a palear en gran medida los riesgos de la estupidez colectiva. Por eso es interesante analizar qué “pautas estructurales de diseño” expanden las oportunidades de la Inteligencia Colectiva. Creo que verlo así exige, sobre todo, centrarse en la arquitectura de los llamados “mecanismos de agregación”, que son los que se encargan de procesar y sintetizar la información que fluye en un grupo o comunidad, para convertirla en una acción o juicio colectivo. Dentro de esa línea, me he centrado en la gestión de grandes redes colectivas, cuando la complejidad participativa aumenta con el escalado.

Intuyo que la clave del éxito/fracaso de la Inteligencia Colectiva puede estar en cómo el grupo añade información nueva (o sea, amplía la variedad de argumentos de partida) que no tenían los individuos por separado, y además, cómo la combina para llegar a un juicio colectivo. En definitiva, un tema clave a investigar es cómo el grupo identifica, obtiene, la información relevante que necesita; y después, cómo la procesa y agrega.

Ya estoy terminando el manuscrito final. Solo necesito darle un impulso a la edición. Mi plan es que el libro se publique en 2021. Mientras tanto, voy avanzando fragmentos en este blog. Agradezco tus comentarios, porque me ayudan a contrastar hipótesis y depurar los textos.

Si quieres sugerirme ideas para el libro, compartir dudas o preguntas que te estas haciendo sobre el tema, o simplemente dejarme un mensaje de interés, puedes hacerlo en los comentarios. Gracias por pasarte…